La conferencia “Hablando con Europa” es una de las importantes conferencias virtuales que la Universidad Católica Santo Domingo, por medio de sus diferentes facultades y escuelas, en especial la escuela de diplomacia y servicios internacionales, ha llevado a cabo con el fin de alimentar y equipar a los estudiantes, todas las carreras combinadas, para comprender mejor el presente y, por lo tanto, para hacer mejores proyecciones sobre el futuro de las relaciones internacionales de cooperación.

Sin embargo, tomando en cuenta las ponencias de los excelentísimos embajadores de la Unión Europa, el futuro de las cooperaciones internacionales tiene una expresión más retorica que positivista, considerando la crisis del COVID 19 y la imprevisibilidad de su impacto real en la economía global y el miedo de que haya un rebote de casos a nivel mundial lo que, posiblemente, causaría la saturación, para no decir el colapso, del sistema de salud mundial e imposibilitaría el reinicio completo de la producción a escala planetaria.

En otra palabra, Europa por medio de sus excelentísimos embajadores Gianluca Grippa y Annemieke Verrijp, nos está diciendo que hasta ahora, nadie tiene las debidas respuestas, ni los expertos, todos estamos aprendiendo. Pero aquí, en este proceso de aprendizaje, una firme voluntad de corregir los errores del pasado para mejor construir el futuro sobre unas bases más firmes del multilateralismo ya que se ha demostrado, por esta pandemia, que solo y aislado en uno mismo, ningún país podrá enfrentar triunfalmente a ésta u otras amenazas mayores.

Pero eso está lejos de decir que es el fin de la cooperación internacional, claro que no, pero nos dice que las ayudas económicas, financieras presupuestarias se verán estancadas o aun reducidas considerando que; Alemania, Francia, Inglaterra, España, Estados Unidos de América, Canadá y la UE, los países más afectados económicamente por esta pandemia son los principales cooperantes de la cooperación internacional Norte-Sur…eso explica porque los últimos fondos aprobados por los 27 mandatarios europeos de 750.000 millones de euro (840.000 millones de dólares) son principalmente para los 27 países de la unión que la comisión tendrá que distribuir en forma de subvenciones (390.000 millones) y prestamos (360.000) para re-estimular la economía de Europa. (DW, 2020).

Valga la oportunidad de mencionar que el congreso estadounidense en el mes de mayo, aprobó un paquete récord de 3 billones de dólares todos dedicados a la economía interna, para responder a la crisis del coronavirus y proporcionar pagos de emergencia a millones de hogares estadounidenses. (POST, 2020) ¿Y que se queda para los países emergentes y en vías de desarrollo, en especial la Republica Dominicana, en este cuadro tal como se pinta? ¿Cuáles soluciones se identifican que pueden ser aplicadas a la República Dominicana en cuanto a la cooperación internacional?

Considerando los mencionados durante la conferencia, pienso que la Republica Dominicana sigue siendo un punto geoestratégico importante que, con buenas estrategias y políticas exteriores de cooperación adecuadas con los socios más estratégicos, Europa y América del norte, el país podrá garantizar las inversiones extranjeras directas para mantener los puestos de trabajos y mantener el crecimiento económico atreves de las exportaciones en el sector agropecuario, y el turismo, aunque con un ritmo más lento.

Y ahí, me permito hacer referencia a las reflexiones del Canciller designado, Roberto Álvarez durante la entrevista con “TeleMatutino11” el 20/07/2020. R. Álvarez, con mucha competencia en la materia, nos dice que frente a este cuadro tal como se pinta “la R.D. necesita una buena política interior ya que no hay política exterior sin esta, y eso quiere decir una sólida seguridad jurídica, fundamental para atraer y garantizar las inversiones extranjeras directas y una gama de condiciones para hacer que las exportaciones de la R.D. sean más competitivas”.

A mi parecer, lo que sí se queda de solución para la R.D. (o cualquiera de los países emergentes), es su propio potencial de dinamizarse para poder beneficiar del desplazamiento de grandes capitales que están saliendo de Asia para instalarse en otra parte, sobre todo en nuestro hemisferio. Pero, que nadie no se equivoca, Asia es el futuro de la economía mundial del presente siglo con sus economías más dinamizadas China, India, Japón, Indonesia y Rusia.

Por Tavenky CLERMON

Estudiante de Diplomacia

y Servicios Internacionales

Universidad Católica Santo Domingo

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Check Also

LIBERTE | La concentration des médias et le pouvoir : l’histoire des atteintes contre la démocratie en Amérique du Sud

Les gouvernements de plusieurs pays ont non seulement négligé d’adopter des règles anti-co…